domingo, 22 de julio de 2012

Los injertos de cantera

Recuperando la lectura estructural en cantera

 

Como les había dicho, lo bonito de trabajar en obra es que todos los días aprendo algo. En este proyecto, por primera vez intervengo piedra y tengo el mejor equipo de canteros: Ramón y Octavio. Esta semana pusimos el primer injerto. Nos divertimos mucho, ellos me enseñaron y yo fui su asistente por un día. Estas experiencias son las que me hacen el día y me recuerdan lo mucho que amo mi trabajo y la suerte que tengo de poder participar en proyectos como este. Tal vez a mucha gente le parezca poco interesante el inmueble, pero para mí (y creo que para mi equipo de trabajo) es algo que nos permite ser parte de éste, así como cuando paso todos los días por Alfeñique y me sigo llenando de orgullo y de sorpresa ver la belleza que llena esa casa y cada una de las argamasas que pasaron por nuestras manos y que gracias a un excelente trabajo de restauración continúan de pie y lo harán por mucho tiempo. El rescate de este tipo de bienes es lo que hace de esta profesión algo tan importante para la cultura en todos los aspectos.
Lo de la cincelada no es cualquier cosa. Los veía preparando la piedra todos los días, tanto el injerto, como el "cajón" donde va la piedra y cuando estuvo todo listo el viernes, lo pudimos poner. Me explicaron que se cincela hacia el centro de la piedra siempre. Pusieron dos pedazos de varilla para anclar y unir las dos partes, además de la resina que sirve como adhesivo. La resina 60 x 70 se mezcla con polvo de piedra y se resana con lo mismo.
Por otra parte empezamos a restituir las juntas con cal y arena 1:3 y baba de nopal con dulla y espátula a paño (es decir, al nivel de la piedra). Como camino al trabajo, me estuve fijando en los inmuebles antiguos del centro poblano y las juntas que sobre salen (como las que se encuentran en el edificio de El Sol de Puebla) con todo respeto, se ven horribles.

Se me ocurrió tomar video de estos procesos, los vamos a editar y próximamente los pondré en el blog.

Regresando al injerto, la resina lleva catalizador, lo que hace que endurezca en corto tiempo, así que hay que aplicarla velozmente, tanto en el "cajón" como en el injerto y en las varillas para que de tiempo de pegar. El injerto más grande pesa aproximadamente 10kg.

Esto es el inicio de la recuperación estructural y de la lectura integral de los marcos de cantera de la Biblioteca. Fotitos...



















2 comentarios:

  1. Te felicito por el cariño y esfuerzo que pones en tu trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo y muchas felicidades !

    ResponderEliminar